Corregir el descolgamiento intenso del cuello.


Corregir el descolgamiento intenso del cuello.

A partir de los 50 años, coincidiendo con la menopausia, se acelera la pérdida de fibras elásticas y colágenas. El músculo platisma, que es el que sujeta el tejido del escote cuello y mandíbula, se va relajando, como si se fuera dilatando, perdiendo tensión, lo que provoca un descolgamiento de grado medio a intenso en el cuello y en el óvalo facial.

Después de los 55 años, este fallo en la tensión del tejido provoca un descenso de las estructuras del óvalo facial y un cuello con anillos muy marcados. Esto se produce en parte porque la piel de estas zonas es muy fina y poco resistente a las marcas que dejan las posturas diarias y sobre todo al dormir.

Corregir el descolgamiento intenso del cuello.

Los Hifu y la Diatermia trabajan sobre la fascia del músculo.

 

Para contrarrestar esto, con una adecuada estimulación metabólica en estos tejidos, (producida por los Ultrasonidos Focalizados – HIFU– y por la Diatermia por RadiofrecuenciaSymmed– ) se obtiene el efecto de estiramiento adecuado. En sinergia consiguen una retracción automática de la zona tratada.

 

 

Esto quiere decir que por medio de la implantación de micropuntos de Ultrasonido y con la estimulación de las nuevas fibras colágenas y elásticas, se mejora la tensión en la zona. Se elevan las zonas deprimidas y se aprieta, se define la línea del cuello y la “papada”.

El principal foco de actuación de esta combinación es sobre la fascia del músculo y sobre el colágeno.
A partir de cierta edad la producción natural de colágeno se detiene con lo que únicamente podemos contar con el remanente que nos queda.

Por eso durante el tiempo que dura el tratamiento es muy importante aplicarse como tratamiento doliciliario diariamente colágeno hidrolizado. A ser posible una formulación activa. Que tenga una densidad molecular adecuada para que pueda penetrar hasta el cemento intercelular.

Corregir el descolgamiento intenso del cuello.

Apretar y elevar la piel del cuello y doble mentón.

Esta combinación de tratamientos redefinen toda la línea de la arcada mandibular. Devuelven el rasgo de juventud perdido al cuello y por extensión también al rostro.
Por tanto es un tratamiento para el cuello que también aplicamos en el rostro, escote y hombros. Los beneficios se hacen así extensibles a todo el perímetro tratado.

 

Es el efecto de un Lifting de cuello y mentón, sin cirugía. Y sin tiempo de recuperación.

Todo para Corregir el descolgamiento intenso del cuello.

Este tratamiento está disponible en Marquessa.

Share Button