Cura Reafirmante


En la Cura Reafirmante concentramos toda la capacidad reafirmante y remodeladora  de la zona que deseamos mejorar.

Los efectos son similares a los obtenidos con un tratamiento de mini-lipoescultura pero sin cirugía.

Remodela la figura mediante la eliminación de la grasa, la celulitis y la reducción de la flacidez corporal.

La estimulación tanto superficial como profunda, el calentamiento progresivo del tejido y la inducción a la respuesta de los mecanismos compensatorios del organismo que esta técnica produce, reforma nuestra silueta y genera los siguientes beneficios:

– Aumenta la circulación sanguínea del tejido graso, mejorando su metabolismo y con ello el flujo para su desecho, provocando la disminución del espesor adiposo y de la celulitis.

– Favorece el drenaje linfático. Se eliminan los líquidos y toxinas del panículo adiposo causantes de la celulitis entre otras imperfecciones.

– Promueve la formación de nuevo colágeno y elastina en capas internas, reestructurando el tejido subcutáneo y dotándolo de firmeza, lo que se traduce externamente en una piel más firme.

 

– La reducción en volumen de la zona tratada es el resultado de la eliminación metabólica de la grasa, la excreción de líquidos del sistema linfático y la reestructuración de las fibras de los tejidos de soporte.

– Como efecto colateral percibimos una mejor coloración y aspecto de la piel en la zona tratada, mayor irrigación, mayor nutrición y oxigenación, en definitiva una mejoría y rejuvenecimiento de la piel.

 

Todo esto convierte a este tratamiento en una verdadera Cura Reafirmante que podemos aplicar en zonas concretas o en zonas extensas, requiere un trabajo específico del que obtendremos una respuesta tensora, reconstructora y modelante realmente favorecedora.

Es un «must» para todas las temporadas, un imprescindible o básico que impulsará los mecanismos naturales de embellecimiento y salud de la piel, el cuerpo y sus contornos.

Share Button