MQ Eye Recovery 360º


En MQ Eye Recovery 360º se engloban 3 variantes de tratamiento para la zona del contorno de los ojos.

Cada uno de estos tipos de tratamiento se escogen en función del estado de la zona y de los hábitos estéticos del cliente. Estas variantes se diferencian por la intensidad y los activos seleccionados, pero todas tratan bolsas y ojeras, piel desvitalizada, vaciado y hundimiento de la zona del antifaz y envejecimiento periorbitario prematuro o persistente.
El alcance de sus resultados varía en los tres niveles:

– MQ Eyes Recovery 360º intensidad moderada.
Para los primeros signos del paso del tiempo en la zona, o como tratamiento de prevención. Fundamenta su efectividad en una hidratación muy profunda y en el enérgico drenaje que revela una mirada descongestionada, de coloración uniforme y con una textura suave, sin marcas ni pliegues.

– MQ Eyes Recovery 360º intensidad fuerte.
Está indicado en aquellos casos en los que se ha sobrepasado la línea juvenil que marca una mirada descansada, sin congestión y sin señales del paso del tiempo. Restablece los niveles óptimos de hidratación, nutrición y flexibilidad necesarios para iniciar una recuperación de los rasgos primarios y fortalecer las estructuras para minimizar el daño que pueden producir los agentes externos en esta zona ya deteriorada y vulnerable.

MQ Eyes Recovery 360º intensidad muy fuerte.

Es el más enérgico y profundo de las tres variantes, se aplica en casos de envejecimiento avanzado de la mirada, o para casos de nivel medio que necesiten un resultado rápido y determinante.

Actúa tanto a nivel superficial como profundo, activa el metabolismo celular, drena las zonas estancadas, recupera la elasticidad, reafirma elevando las colas de la ceja y el párpado superior, estimula la producción de nuevas fibras tensoras e ilumina la piel en caso de ya aparecer oscurecida (efecto ojos hundidos). Es un tratamiento rotundo y categórico para casos de necesidad media- alta.

Share Button